ToliaTech


Redactores

22-06-2019 278

¿Puedo demandar a mi Robot?

¿Puedo demandar a mi Robot?

Hace poco se dio a conocer el primer caso de una persona que quiere demandar a una máquina por hacerlo perder más de 20 millones de dólares, se trata de la demanda que le hace el multimillonario Samathur Li Kin-kan a Raffaele Costa, quien se dedica a la inversión de fondos y capitales en la ciudad de Hong Kong y desarrolló el robot de inversión autónoma.

El debate se basa en si el responsable de la pérdida millonaria es la computadora, que realizó sus análisis y tomo las decisiones de inversión, o la persona que confía en el robot para invertir.

Las personas hoy en día están confiando cada vez más en los algoritmos de las máquinas para realizar tareas que requieren del criterio personal, propio del razonamiento del ser humano.

El origen de la confrontación

En un primer encuentro Li y Costa durante un almuerzo en Dubai, Costa, o como se le conoce en su medio “Capitan Mágico”, le mostró a Li un sistema o desarrollo de Inteligencia Artificial que manejaría los fondos de alguna empresa o persona de manera autónoma, originando ganancias con casi ningún margen de error o pérdida de las inversiones que se hicieran.

La máquina realizaría análisis de datos de diferentes fuentes y luego mandaría las instrucciones de inversión que se deberían de hacer. Este administrador automatizado con IA, llamado K1 parecía ofrecer grandes rendimientos, lo que inspiró a Li para que dejara en manos de la máquina la administración de US$ 2.500 millones, que procedían US$250 millones de su propio dinero y lo demás de Citigroup Inc., con la intención de duplicarlo después de un tiempo, pero la máquina comenzó a perder dinero.

En vista de los resultados negativos Li decidió  establecer una demanda en contra de Tyndaris Investments ubicada en Londres, la empresa de Sr. Costa, por un monto alrededor de 23 millones de dólares, argumentando que Costa exageró con el alcance de la IA y las ganancias que este iba a generar pero, por su parte, Costa estableció una contra demanda por 3 millones de dólares por falta de pago de servicios. Su abogada expresó que en ningún momento Costa mintió en el alcance que podía tener la máquina, ni mucho menos.


El futuro que se acerca


Lo que se ve a simple vista es cada vez será más habitual observar peleas legales entorno a los robots con Inteligencia Artificial, ya que esta tecnología poco a poco va ocupando más espacios en la vida cotidiana del ser humano, todo esto también se debe a los persistentes errores que han incurrido gerentes y empleados de grandes organizaciones, que insisten en delegarle responsabilidades importantes de la empresa a las IA, ya que en ocasiones han demostrado menos riesgo de errores que originarían pérdidas de producción y dinero.

El hecho de que los mismos desarrolladores no puedan entender y menos explicar las decisiones que las máquinas pueden tomar en diferentes circunstancias, cuando éstas sigan desarrollándose creando inteligencia propia, genera temores, por ende son cruciales los límites que les coloque el ser humano, debido a que un futuro dominado por robots puede hacer que se vuelva realidad alguna de esas películas de Hollywood donde las máquinas tomen el control del mundo y no se pueda hacer nada para remediarlo, pudiendo crear la extinción de la raza humana como la conocemos.



Si le gustó esta nota compártala con un ser querido y Suscríbase a Toliatech, muchas gracias

Comparta la noticia en
Reciba exitosas noticias de su interés
Descargo de responsabilidades: Toliatech renuncia a responsabilidades de dichos por medios proporcionados sobre la nota y el pensamiento de esta, que es de responsabilidad exclusiva de quienes las proveen o emiten y no representa necesariamente pensamiento de toliatech.
  • #Noticias de Robots
  • # Inversiones
  • # Samathur Li Kin-kan
  • # Raffaele Costa
0 comentarios