09-06-2020 353

“Mejores que nosotros”: serie que relata una visión de un futuro con robots empáticos

“Mejores que nosotros”: serie que relata una visión de un futuro con robots empáticos

Es un hecho que estamos acostumbrados a ser saturados de nuevos contenidos en formato de películas y series en las plataformas de streaming más populares a nivel mundial, bien por Netflix, Amazon Prime o HBO que ofrecen contenidos para todos los gustos y géneros. Pero en esta oportunidad no hablaré de Black Mirror o Altered Carbon, sin ánimo de quitarles el mérito pues son series increíbles que varios lectores pueden haber escuchado (o visto). Esta vez quiero destacar una producción que a mi parecer ha pasado desapercibida, probablemente por tener pocos efectos especiales, quizás también por su origen ruso y no “gringo”.

Esta serie se llama “Mejores que nosotros” (Better Than Us), un thriller excelente y muy bien ejecutado situado en un Moscú futurista del año 2029, donde los robots forman y componen una parte importante de la sociedad. Las familias de clase media pueden adquirir androides con una figura completamente humana, quienes son usados como mayordomos (por no decir esclavos) para facilitar la vida de las personas.

A pesar de que el primer episodio de esta serie se lanzó a finales de 2018, hoy le dedico estas líneas dado que lo merece por su gran calidad, pero además porque es probable que solo los aficionados al género han escuchado hablar de ella y de seguro habrá una nueva temporada.

CRONOS, una empresa de mucho poder se encarga de fabricar estas máquinas adoptando una gran relevancia en la serie. La historia inicia cuando llega un modelo “exclusivo” al director de la compañía. Se trata de Arisa (Paulina Andreeva), un robot que se diferencia de los otros androides, ya que a veces "actúa por sí misma”. Lo que este hombre de negocios desconoce es que su autonomía la llevará a omitir las leyes de la robótica e incluso asesinar (pero no por maldad o gusto).

A causa de las circunstancias, Arisa se involucra con una familia integrada por Georgy Safronov, un médico forense, y Sonya (la integrante menor e hija de Safronov). La niña se convierte en el usuario principal de la robot autómata. Durante el transcurso de la historia se logra apreciar la razón: es un modelo increíble capaz de relacionarse y reaccionar a los comportamientos de los humanos como ningún otro. Cabe destacar que esta visión de futuro a corto plazo es bastante creíble, donde las pantallas, smartphones y asistentes virtuales tienen una notable evolución y participación en la vida cotidiana doméstica.

Sofronov pasa a convertirse en usuario principal tal como su pequeña hija. Arisa por su parte, busca pertenecer al núcleo familiar. En el desarrollo de la historia se da a conocer su objetivo. Este punto es lo interesante, pues podríamos decir que la androide está programada para buscar su bienestar. Aquello que a veces, con su actuar, puede sonar a la frase conocida “El fin justifica los medios”, y vaya que la identifica porque es capaz de hacer lo que sea necesario para lograr su cometido.

Hasta aquí todo parece estar bien, pero cuando este robot “especial” forma parte de un programa de jubilación anticipada que busca presentar CRONOS, la historia toma otro giro. Con esta idea la compañía se propone que todos los humanos puedan descansar de las obligaciones del trabajo desde los 40 años (suena una locura pero tiene sentido ¿no?). Entonces, Arisa cumple el rol principal. Ante esta situación comienza una persecución a toda la familia de Safronov para que entregue al robot. La intención de CRONOS es sobornar de alguna forma a Safronov y de este modo lograr que Arisa haga lo que ellos le pidan cuyo objetivo final es clonar a esta maravilla de la ingeniería para su producción en masa y así obtener el éxito económico de la empresa.

Durante toda la serie vamos conociendo las historias de los personajes primarios y secundarios, que de verdad ninguno defrauda. Por otra parte, la forma en que están conectados en la trama no es forzada, todo lo contrario es bastante sólida. Pero lo que me interesa destacar sobre este tema es la actuación de Arisa porque es realmente notable. Mientras ves la serie piensas que de verdad es un robot. Otro aspecto interesante es el desarrollo actual de la I.A., machine learning y la robótica, que deja manifiesto un futuro de robots que nos quitan algunos puestos de trabajo y conviven con nosotros como una realidad que no parece muy lejana.

En esta serie se reflejan situaciones sobre ciertos actos “malos” que a veces justificamos hacer por el bien de otros, que Arisa no logra comprender por el actuar irracional de los humanos.

En la actualidad, Sophia es un ejemplo real de un robot humanoide desarrollado por la empresa Hanson Robotics, con sede en Hong Kong. Ha sido diseñada para aprender, adaptarse al comportamiento humano y trabajar en colaboración con las personas.

¿Sophia puede ser un adelanto de lo que vendrá en el futuro? ¿Es una posible “beta” de Arisa? Me hago estas preguntas mientras veo la serie.

Y tú ¿Tendrías un robot como mayordomo o simplemente para compañía? Déjanos tus comentarios.

Si le gustó esta nota compártala con un ser querido y Suscríbase a Toliatech, muchas gracias

Comparta la noticia en
Reciba exitosas noticias de su interés
Descargo de responsabilidades: Toliatech renuncia a responsabilidades de dichos por medios proporcionados sobre la nota y el pensamiento de esta, que es de responsabilidad exclusiva de quienes las proveen o emiten y no representa necesariamente pensamiento de toliatech.
  • #robots
  • # inteligencia artificial
  • # IA
  • # series de televisión
  • # películas de ciencia ficción
0 comentarios