Karin Paola P.


Redactora

09-08-2019 33

Me gustaría adoptar este amigable Robot Pogo-stick por favor.

Me gustaría adoptar este amigable Robot Pogo-stick por favor.

Diseñado después como un bebé simio y es tan adorable. Cuando lo piensas, no hay razón para que los robots se parezcan a los humanos, ¡Ni siquiera a los robots! Un pequeño y encantador bot llamado Salto​ ​muestra por qué. Su diseño se basó en la figura del gálago senegalés o bushbaby, un pequeño primate con poderosas patas que pueden saltar metros en el aire. Y, al igual que uno de verdad, Salto es perfecto: en verdad, un robot que me encantaría que fuese mío.


Por desgracia, solo hay un Salto, y pertenece al trabajo de los investigadores en UC Berkely. Desde su primera presentación en 2016 , sus creadores humanos lo han mejorado lentamente y, con la última iteración anunciada, Salto ahora puede rebotar hasta 10 minutos seguidos y desplazarse por el mundo exterior.


Las versiones anteriores de Salto se limitaban al laboratorio, donde se necesitaban cámaras de captura de movimiento para proporcionar al robot retroalimentación acerca de su posición y ayudarlo a mantenerse erguido. Pero, una versión mejorada del bot ahora viene con suficientes sensores internos para que pueda mantener su propio equilibrio sin la mirada atenta de una cámara.


Esto significa que el estudiante graduado de UC Berkeley, Justin Yim, quien dirigió el trabajo en las actualizaciones de Salto, puede conducir el robot de 100 gramos alrededor del mundo real usando un controlador. Como Yim y sus colegas explicaron en un artículo reciente, Salto tiene suficiente sentido de su entorno para mantenerse erguido, pero aún depende de los manipuladores humanos para sortear los principales obstáculos. Salto puede saltar a lugares donde los robots más grandes (o humanos) no pueden alcanzar


Aunque Salto es ciertamente divertido, podría tener aplicaciones serias. "Los robots pequeños son realmente geniales para muchas cosas, como correr en lugares donde los robots más grandes o los humanos no pueden", dijo Yim en un post de prensa, dando el ejemplo de usar el robot en un escenario de desastre. "Queríamos que Salto no solo fuera pequeño, sino que también fuera capaz de saltar muy alto y muy rápido para que pudiera desplazarse en estos lugares difíciles".


El nombre "Salto" es la abreviatura de las iniciales de Saltatorial Locomotion on Terrain Obstacles, en realidad proviene de la palabra "saltatorial", que es utilizada por los biólogos para describir a los animales que se han adaptado para saltar. Canguros, saltamontes y conejos son algunas de las criaturas saltatoriales más comunes de las que puedes haber oído hablar, pero Salto, como los gálagos, también se encuentra en esa categoría.


Lo novedoso de su diseño es que para su poco tamaño, tiene una capacidad de salto impresionante. Con solo 100 gramos puede llegar a alcanzar 1,7 metros de altura, cada 0,78 segundos o lo que es guial, posee una agilidad de 2,2 metros sobre segundos.


Aunque el hecho de que solo tenga una pierna explica por qué un investigador lo describió como un "palo de pogo hiper-agresivo". Hiper-agresivo o no, imagina que este pequeño robot saltador te siga por toda la casa todo el día.



Si te gustó esta nota compártela con un ser querido y Suscríbete a Toliatech, muchas gracias

Comparte la noticia en
Recibe exitosas noticias de tu interés
Descargo de responsabilidades: Toliatech renuncia a responsabilidades de dichos por medios proporcionados sobre la nota y el pensamiento de esta, que es de responsabilidad exclusiva de quienes las proveen o emiten y no representa necesariamente pensamiento de toliatech.
  • #Noticias de Robots
  • # Futuro
  • # Revolución Industrial
  • # Tecnología
0 comentarios